¿Qué causa una tos ronca?

Una tos seca o ronca a menudo puede ser una causa de gran preocupación, especialmente si la persona afectada es un niño. Hay varias causas potenciales para el desarrollo de este tipo de tos, y es generalmente necesario ver a un médico con el fin de obtener un diagnóstico preciso y plan de tratamiento individualizado. Algunas de las razones más comunes para una tos ronca incluyen alergias, gripe o crup. El resfriado común, la enfermedad de reflujo ácido, o el uso de ciertos medicamentos también pueden ser culpables.

Las alergias estacionales son un factor que contribuye comúnmente al desarrollo de una tos seca. La tos suele ir acompañada de otros síntomas, como picazón, ojos llorosos o estornudos. Una simple prueba de alergia se puede realizar en el consultorio del médico con el fin de determinar si el paciente tiene alguna alergia. Las infecciones sinusales son relativamente frecuentes, especialmente entre las personas que sufren de alergias estacionales, y también pueden conducir a este tipo de tos.

La influenza, más comúnmente conocida como la gripe, es una enfermedad contagiosa del sistema respiratorio que puede producir una tos. Los síntomas adicionales pueden incluir fiebre, dolor de garganta y dolores musculares. Sin un tratamiento adecuado, se pueden desarrollar complicaciones graves y potencialmente mortales como bronquitis o neumonía. A veces se pueden necesitar medicamentos recetados o cuidados de apoyo en un ambiente hospitalario para tratar la gripe.

El crup es una enfermedad respiratoria que típicamente afecta a los niños y provoca una tos que suena un poco como un ladrido de focas. El crup es generalmente una enfermedad leve que se puede tratar eficazmente en el hogar, aunque a veces se pueden necesitar medicamentos recetados. El resfriado común también es propenso a causar este tipo de tos, ya veces un viaje al médico es necesario para determinar qué condición está presente.

La enfermedad de reflujo ácido es una causa frecuente de una tos, especialmente si la tos ocurre principalmente en la noche y se acompaña de acidez o dificultad para tragar. Ciertos medicamentos pueden tener tos como uno de los posibles efectos secundarios. Las afecciones respiratorias crónicas, como el asma, también pueden provocar una tos ronca ocasional. Enfermedades que afectan a los pulmones o baja humedad podrían ser factores que contribuyen a este tipo de tos. Cualquier pregunta o inquietud sobre la causa de la tos o las mejores opciones de tratamiento para una situación individual deben ser discutidas con un médico u otro profesional médico.