¿Qué causa la presión del oído y del seno?

Las causas de la presión del oído y del seno incluyen una trompa de Eustaquio bloqueada, cambios en la presión barométrica e infección. Además, volar en aviones y nadar también puede causar dolor y presión. Frecuentemente, cuando alguien desarrolla una infección del oído o del sino, el líquido se acumula en el oído, causando no sólo sensaciones de la presión, sino vértigos, vértigo, y dolor. Aunque las infecciones del oído en adultos no son comunes, las infecciones de los senos son.

Típicamente, los antibióticos se requieren cuando la presión del oído y del sino es causada por una infección. El uso de antibióticos sólo es apropiado cuando la infección es de naturaleza bacteriana, ya que estos fármacos no son eficaces contra los virus. Sin embargo, la mayoría de las veces, ya sea viral o bacteriana, la infección sinusal se resuelve por sí sola, sin tratamiento.

A veces, los remedios simples tales como goma de mascar, bostezar o soplar con fuerza la nariz pueden mejorar las orejas obstruidas y restaurar la audiencia amortiguada. Otras veces, el dolor de los senos puede ser tan severo que causa dolor insoportable al inclinarse o inclinarse. Tomar un descongestionante puede ayudar a aliviar la presión y eliminar las orejas obstruidas y el dolor de los senos.

Aunque muchas personas no consideran que los medicamentos como el ibuprofeno tratamiento adecuado para la presión de los oídos y los senos paranasales, este medicamento puede aliviar el dolor relacionado con la presión con mucho éxito. El ibuprofeno no alivia la presión real, por lo que se recomiendan a menudo otros tratamientos, como masajes faciales y aerosoles nasales. Cuando se usan pulverizadores nasales, los resultados suelen ser inmediatos y dramáticos. Sin embargo, los resultados rápidos atraen a las personas a usarlos excesivamente, lo cual puede ser peligroso y causar un aumento de los síntomas.

La presión del oído a menudo puede resultar de agua atrapada. A medida que el agua queda atrapada en el oído de nadar o ducharse, las bacterias pueden reproducirse, causando infección e inflamación. En aquellos que son susceptibles a las infecciones del oído, los tapones para los oídos deben ser usados ​​al nadar o tomar duchas.

Además, cuando la infección de los senos o la congestión causa un dolor de oído, las gotas de oído analgésico pueden aliviar sustancialmente el dolor y la inflamación. Después de inculcar las gotas para los oídos, es importante que el individuo se acueste por unos minutos para asegurarse de que el medicamento llegue al oído interno y no se agote. Si un dolor de oído se vuelve severo, el individuo necesita ver a un profesional médico porque un tímpano puede haberse roto.