¿Cuáles son los usos de las cápsulas de propóleos?

Cápsulas de propóleos contienen un tratamiento a base de hierbas que se ha utilizado para una variedad de fines durante miles de años. Viene de los conos de los árboles de la familia de los pinos, pero no suele recogerse directamente de los conos sino de las abejas que lo recogen para usar en sus colmenas. Las pruebas médicas han confirmado que las cápsulas de propóleos probablemente tienen propiedades antibióticas, antivirales y antifúngicas y que también pueden tener propiedades antiinflamatorias. Tópicamente, el propóleo es eficaz como tratamiento para el herpes genital y las llagas en la boca y puede ser eficaz en el tratamiento de otras heridas y llagas.

Los estudios médicos han confirmado que el propóleo es un tratamiento eficaz para las llagas causadas por el herpes genital. Esta condición es causada por una condición crónica viral, y las enzimas antivíricas en propóleos le permiten luchar contra las infecciones por herpes. La eficacia de este tratamiento a base de hierbas rivales actuales cremas tópicas de herpes y puede eliminar los brotes de herpes más rápida y confiable. Las cápsulas de propóleos llenas de líquido o gel pueden romperse para que el propóleo pueda colocarse directamente sobre las llagas.

Cuando se toman por boca, se piensa que las cápsulas de propóleo promueven la función del sistema inmunológico. Las cápsulas son generalmente seguras, aunque las personas con alergias a las abejas o productos de abejas pueden tener reacciones adversas a ellos. Muchas de estas cápsulas contienen una serie de vitaminas y minerales y se pueden tomar diariamente como suplemento. Es posible que estas cápsulas también disminuyan la intensidad y la duración de los resfriados y la gripe.

Muchas personas toman cápsulas de propóleos como antibióticos naturales. Las infecciones menores a menudo pueden ser combatidas con seguridad por el propio sistema inmunológico del paciente y el uso de remedios adicionales como el propóleos. Infecciones graves, sin embargo, debe ser visto por un médico, ya que pueden convertirse en condiciones de vida en peligro. En algunos casos, puede ser posible tomar cápsulas de propóleos junto con los antibióticos tradicionales como una forma de atacar a las bacterias desde múltiples ángulos, pero los pacientes deben consultar con sus médicos antes de hacer esto.

Cápsulas de propóleos también se pueden tomar para tratar condiciones más graves. El cáncer, las úlceras, la tuberculosis y otras enfermedades han sido tratadas históricamente con este remedio. Sin embargo, los estudios médicos todavía tienen que determinar la utilidad del propóleo en estos casos, por lo que los pacientes no deben intentar tratar una enfermedad grave con estas cápsulas. Bajo la guía de un médico, puede ser posible tomar cápsulas de propóleos como un tratamiento complementario.